¿Qué es Deep Slim®?

Deep Slim, un tratamiento estético, seguro y muy eficaz que erradica de forma indolora las células de grasa localizadas en distintas partes del cuerpo (abdomen, cartucheras, flancos, caderas, brazos).

En definitiva, remodela la silueta y mejora la composición corporal extinguiendo esos cúmulos de grasa tan complicados de eliminar con cualquier tipo de dieta tradicional o deporte

¿En qué consiste?

Deep Slim es un tratamiento basado en la Focalización de Ultrasonidos de Alta intensidad (HIFU). Se trata de una técnica de remodelación integral de la silueta de alta precisión que actúa sobre el tejido adiposo de forma totalmente controlada y sin efectos secundarios sobre otros tejidos.

Los resultados, además de ser visibles en sólo dos semanas, son duraderos y precisos. Sus máximos resultados se observan entre 8 y 12 semanas después de su realización

No produce inflamación ni requiere tiempo de recuperación.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

El protocolo completo del tratamiento : 3 sesiones (1 a la semana o cada 15 dias)

El tratamiento es de tipo ambulatorio y tiene una duración de unos 45 minutos por zona aproximadamente (depende de la zona a tratar)

 

¿Cómo se aplica?

Su aplicación es simplemente mediante una fina capa de gel de ultrasonidos en el área de tratamiento.

No se requiere anestesia ni sedantes.

 

¿Cuáles son sus ventajas?

Eliminación natural del acúmulo de grasa localizada mediante la destrucción del adipocito ( célula grasa) y la liberación de su contenido: trigligéridos y residuos celulares que son eliminados por las secuencias metabólicas fisiológicas  y naturales del organismo.

  • No tiene efectos secundarios al excedente de tejido graso. Este tratamiento no afecta  los tejidos de alrededor  a la célula grasa diana de los ultrasonidos focalizados.  No produce inflamacion ni hematomas.
  • Mejora de la composición corporal. La gran novedad de esta técnica, no invasiva e indolora, es que también respeta las células grasas de alto valor biológico con lo que consigue mejorar la composición corporal del organismo y, por tanto, la salud de la persona.
  • Mejora de la salud. Al eliminar las células grasas responsables de una mayor inflamación en el organismo y, por tanto, más perjudiciales para la salud, este tratamiento va más allá de la estética, ya que distintos estudios científicos han relacionado sobre todo la grasa abdominal que rodea los órganos internos con un mayor riesgo de sufrir hipertensión, enfermedades cardíacas y cáncer.
  • Resultados. Se logra una reducción de hasta 2,5 cm en una sola sesión incidiendo sobre la grasa blanda localizada, la grasa fibrosada y la compactación de tejido. Los resultados son visibles al cabo de un mes de la sesión y se incrementan a partir del tercer mes.