SLIM EXPRESS PLAN

SLIM EXPRESS PLAN

SLIM EXPRESS PLAN
¡AÚN PUEDES LUCIR UN CUERPO SALUDABLE Y ESBELTO ESTE VERANO !

PLAN I: SI NECESITAS PERDER HASTA 8Kg o 2 tallas. Incluye:
Pauta KETO Súper SMART + 4 controles + Pack proteico 48h + 2 HIFU + 4 carboxi/mesoterapia
1190 € PROMO JUNIO Y JULIO: 990 €

PLAN II: SI NECESITAS PERDER HASTA 4 Kg o una talla. Incluye:
Pauta KETO Súper SMART + 2 controles + Pack proteico 48h + 1 HIFU + 2 carboxi/mesoterapia
665 € PROMO JUNIO Y JULIO: 550 €

TRATAMIENTO REDUCTOR INTENSIVO

¿QUIERES CONSEGUIR UN CUERPO MOLDEADO Y TONIFICADO?

TRATAMIENTO REDUCTOR INTENSIVO
Elimina sin dolor y definitivamente la GRASA LOCALIZADA
de abdomen, flancos, cartucheras, rodillas y cara interna de brazos y muslos.
Reduce hasta 2,5 cm en 1 sola sesión.
 

Ultrasonidos focalizados de alta intensidad (HIFU)

¡PROMOCION SÓLO MES DE ABRIL!

2 sesiones de Ultrasonidos focalizados (HIFU), con la tecnología Deep Slim,

 de remodelación integral de  la silueta, destruye las células de grasa localizada, en 2 o 3 sesiones

 PROMOCIÓN:  1ª sesión DESCUENTO DEL 80% coste habitual.

2 ª sesión: consultar según zona

  LLámenos para más información y pedir cita: 935122807/628558823

admin@nutricionyantiaging.com                                                                                 www.nutricionyantiaging.com

Plato de Alimentación Saludable


¿Quieres ganar en salud, bienestar y calidad de vida?....

¡Apúntate al Plato y a la Pirámide de Alimentación Saludables!

El Plato de Alimentación Saludable (The Healthy Eating Plate), creado por expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard, fue diseñado para abordar las deficiencias en My Plate del Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA). El Plato de Alimentación Saludable te proporciona una guía detallada, en un formato simple, para ayudarte a tomar las mejores decisiones sobre tu alimentación.

 

Usa el Plato de Alimentación Saludable como una guía para crear comidas saludables y equilibradas. ¡Ponte una copia en la nevera como un recordatorio diario!

  • La mitad de tu plato debe estar compuesto por vegetales y frutas:

Apúntate al color y a la variedad, y recuerda que las patatas no cuentan como verduras en el Plato de Alimentación Saludable debido a su impacto negativo sobre el azúcar sanguíneo.

  • Una cuarta parte del plato debe estar formado por granos enteros:

Los granos enteros e intactos: trigo integral, cebada, quinoa, avena, centeno, trigo sarraceno, kamut, arroz integral, etc y alimentos elaborados con ellos, como pasta integral, tienen un efecto más leve sobre el azúcar en sangre y la insulina que el pan blanco, el arroz blanco y otros cereales refinados.

  • Toma aceites vegetales saludables con moderación:

Elige aceites vegetales saludables, esencialmente aceite de oliva virgen, y evita los aceites parcialmente hidrogenados, que contienen grasas trans no saludables (presentes en alimentos procesados, galletas, salsas, etc). Recuerda que “bajo en grasa” no significa “saludable”.

  • Bebe agua, café, té e infusiones:

Evita las bebidas azucaradas, limita la leche y los productos lácteos a una o dos raciones al día, y limita los zumos a un vaso pequeño por día.

  • Manténte Activo

 

El mensaje principal del Plato de Alimentación Saludable es centrarse en la calidad de la dieta:

  • Es más importante el tipo de carbohidratos de la dieta, que la cantidad, porque algunas fuentes de carbohidratos, como los vegetales (excepto las patatas), las frutas, los cereales integrales y las legumbres, son más saludables que otras fuentes (pan blanco, pasta blanca, arroz blanco, patatas, azúcar y dulces).
  • El Plato de Alimentación Saludable te invita a usar aceites saludables, y no establece un máximo en el porcentaje de calorías que debes consumir cada día a partir de fuentes saludables de grasas (aceite de oliva virgen, pescado azul, frutos secos, aguacate).

 

 

¿Los tamaños relativos de las porciones del Plato de Alimentación Saludable se basan en calorías o volumen?

El Plato de Alimentación Saludable no define una cierta cantidad de calorías o porciones por día de cada grupo de alimentos. Los tamaños de sección relativos sugieren proporciones relativas aproximadas de cada uno de los grupos de alimentos a incluir en una dieta saludable. No se basan en cantidades de calorías específicas, y no están destinados a recomendar una cierta cantidad de calorías o porciones por día, ya que las necesidades de calorías y nutrientes varían según la edad, el sexo, el tamaño corporal y el nivel de actividad.

¿Y sobre el alcohol? ¿No se supone que el alcohol es bueno en pequeñas cantidades?

El alcohol con moderación es beneficioso, y se ilustra en la Pirámide de Alimentación Saludable de Harvard de 2005. Pero no lo es  para todos los grupos de población (mujeres, niños, adolescentes), por lo que no está incluido en el Plato de Alimentación Saludable.

¿La Pirámide de Alimentación Saludable sigue siendo válida?

 La Pirámide de Alimentación Saludable y El Plato de Alimentación Saludable son ambos válidos y se complementan.

Los consumidores pueden pensar en la Pirámide de Alimentación Saludable como una lista de la compra:

  • Verduras, frutas, granos integrales, semillas, aceites saludables y proteínas saludables como frutos secos, legumbres, pescado y carnes blancas deben incluirse en el carrito de compras todas las semanas, y algo de yogurt, kéfir o leche si se desea.
  • La Pirámide de Alimentación Saludable también aborda otros aspectos de un estilo de vida saludable: ejercicio, control de peso, suplementos multivitamínicos y minerales, suplementos de vitamina D (y alcohol con moderación, para las personas que beben), por lo que es una herramienta útil para profesionales y educadores de salud.
  • El Plato de Alimentación Saludable y la Pirámide de Alimentación Saludable resumen la mejor información dietética según la evidencia científica disponible en la actualidad. Sin embargo, no son inamovibles, porque la investigación en Nutrición indudablemente aportará nuevos conocimientos en el futuro. La Pirámide de Alimentación Saludable y el Plato de Alimentación Saludable se irán modificando para reflejar las nuevas evidencias de relevancia.

¿Cuándo se creó por primera vez la Guía Pirámide de Alimentos del USDA?

Como alternativa a los consejos nutricionales del Departamento de Agricultura de los EUA (USDA) – en el que existen influencias de lobbies o grupos de presión -, la Universidad de Harvard creó la Pirámide de Alimentación Saludable, que rectifica los errores de la Pirámide de la Guía de Alimentos del USDA. Más tarde, creó el Plato de Alimentación Saludable, que aborda los fallos de My Plate del USDA. Tanto la Pirámide de Alimentación Saludable como el Plato de Alimentación Saludable se basan en la mejor evidencia científica, que demuestra cómo nuestras elecciones de alimentos, bebidas y actividad física afectan nuestra salud.

¿Seguir las pautas de la Pirámide de Alimentación Saludable y el Plato de Alimentación Saludable, me hará estar más sano y sentirme mejor?

Una alta adherencia a la Pirámide y al Plato de Alimentación Saludable ,creados por la Escuela de Salud Pública de Harvard, se correlacionan  estrechamente con una mejor salud en ambos sexos.

En el estudio de cohortes HPFS (Health Professional Follow up Study), los varones cuyas dietas siguieron más de cerca las pautas de la Pirámide de Alimentación Saludable presentaron un 20% menos de probabilidades de desarrollar una enfermedad crónica importante que aquellos con baja adherencia a la misma. En el estudio de cohortes NHS (Nurses Health Study), las mujeres con alta adherencia a la Pirámide y al Plato de Alimentación Saludable redujeron su riesgo general de enfermedad crónica en un 11%. Los varones cuyas dietas siguieron más de cerca la Pirámide de Alimentación Saludable redujeron asimismo su riesgo de enfermedad cardiovascular en casi un 40%; y las mujeres con alta adherencia redujeron su riesgo cardiovascular en casi un 30%.

Dos estudios demostraron la evidencia de los beneficios en la prevención de enfermedades que se derivan de seguir una dieta basada en la Pirámide de Alimentación Saludable:

  • Un estudio realizado en más de 7.000 funcionarios públicos británicos durante 18 años de seguimiento, encontró que los hombres y mujeres con mayor puntuación en el índice de dieta saludable de Harvard, tenían un 25% menor riesgo de morir por cualquier causa y un 42% riesgo menor de morir por enfermedad cardíaca que las personas que presentaron la menos puntuación en la adherencia a dicha dieta.
  • Otro estudio observacional en más de 93.000 mujeres postmenopáusicas observó que seguir una dieta según la Pirámide de Alimentación Saludable era más saludable a seguir una dieta baja en grasas para reducir el riesgo cardiovascular y la muerte prematura.

 

La imagen del Plato de Alimentación Saludable es propiedad de la Universidad de Harvard. Se puede descargar de la web y usar sin permiso para usos educativos y otros usos no comerciales con atribución adecuada, incluida la siguiente notificación de derechos de autor:  Copyright © 2011, Universidad de Harvard. Cualquier otro uso, incluida la reutilización comercial o el montaje en otros sistemas, requiere permiso del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Bibliografía

  1. Akbaraly, T.N., et al., Alternative Healthy Eating Index and mortality over 18 y of follow-up: results from the Whitehall II cohort. Am J Clin Nutr, 2011. 94(1): p. 247-53.
  2. Belin, R.J., et al., Diet quality and the risk of cardiovascular disease: the Women’s Health Initiative (WHI). Am J Clin Nutr, 2011. 94(1): p. 49-57.
  3. McCullough, M.L., et al., Diet quality and major chronic disease risk in men and women: moving toward improved dietary guidance. Am J Clin Nutr, 2002. 76(6): p. 1261-71.
  4. U.S. Department of Agriculture and Center for Nutrition Policy and Promotion, The Healthy Eating Index (PDF), 1995.
  5. World Cancer Research Fund and American Institute for Cancer Research, Continuous Update Project Report Summary. Food, Nutrition, Physical Activity, and the Prevention of Colorectal Cancer, 2011.
  6. Wang DD, Leung CW, Li Y, Ding EL, Chiuve SE, Hu FB5, Willett WC. Trends in dietary quality among adults in the United States, 1999 through 2010. JAMA Intern Med. 2014. 174(10):1587-95.

 

Fuente: Department of Nutrition. Harvard School of Public Health.

 

Alimentación y piel sensible

 

Alimentación y piel sensible

La piel es el órgano más grande del organismo (ocupa dos m2 y pesa 5 kg aproximadamente). Existe una gran inter-relación entre la piel, el sistema inmune y el entorno o factores ambientales, entre ellos la alimentación. La piel se renueva constantemente, al igual que los demás órganos. Por ejemplo, cada 4 semanas renovamos las células epidérmicas, las más superficiales de la piel. La estructura y calidad de la piel depende de los alimentos y nutrientes que le aportemos y a partir de los cuales se produce su renovación.

 

Una de las principales funciones de la piel es la de barrera, que protege al organismo frente a la agresión de factores externos que favorecen su oxidación, inflamación y alteraciones del pH (rayos UVA, contaminación, temperaturas y grados de humedad ambiental extremos, tabaco, sustancias químicas presentes en productos de limpieza, cosméticos y perfumes, microorganismos patógenos, etc).

 

Cuando se altera la homeostasis y función de barrera de la piel, ésta se vuelve sensible. Ello implica:

  • una predisposición a la pérdida de agua por evaporación, que produce deshidratación, sequedad, aspereza, enrojecimiento, irritación y prurito (picor)
  • Una pérdida de lípidos superficiales (ceramidas, ácidos grasos)
  • Mayor facilidad para la penetración de agentes externos irritantes

 

Las pieles finas -con un estrato córneo más delgado-, y determinadas zonas de la piel (como párpados y área genital) –que carecen del estrato lúcido de la piel-  son más susceptibles a ser pieles sensibles en determinadas circunstancias, dado que su función como barrera es más débil.

 

Aunque la piel sensible no es, en sí misma, una patología, sí hay enfermedades cutáneas que producen una hipersensibilidad de la piel (acné, cuperosis, rosácea, dermatitis atópica, dermatitis seborreica, psoriasis, etc).

 

Para prevenir o tratar una piel sensible, se deben aportar aquellos alimentos que contengan nutrientes y principios bioactivos que:

 

  • Eviten la pérdida de agua trans-epidérmica y restauren la capa o manto hidro-lipídica que recubre de la piel
  • Eviten la inflamación cutánea
  • Eviten la oxidación cutánea
  • Favorezcan el equilibrio de los microorganismos que colonizan la piel y aumenten la resistencia inmune. Una microbiota saludable previene afecciones de la piel (acné, dermatitis, psoriasis, eccemas, infecciones, alergias) y su consiguiente sensibilización
  • Favorezcan el equilibrio ácido-base del organismo. Una dieta con predomino de alimentos vegetales sobre alimentos de origen animal lo favorece.

 

Entre los alimentos que mantienen la capa lipídica de la piel, tienen un efecto antiinflamatorio, y previenen la irritación y enrojecimiento cutáneos, se encuentran todos los que son ricos en ácidos grasos omega 3:

  • ALA (ácido alfalinolénico): chía, lino, frutos secos (nueces, anacardos, pistachos, almendras, avellanas, etc), sésamo
  • DHA (ácido docosohexaenoico) y EPA (eicosapentaenoico): algas, pescado azul

También son importantes los alimentos ricos en ácido grasos omega 9 (ácido oleico): aceite de oliva virgen (especialmente de la primera presión en frío), otros aceites  (cáñamo, nuez, colza), aguacates y frutos secos.

Finalmente, son útiles los ácidos grasos omega 7 (ácido palmitoleico), presentes en gran cantidad en el aceite de espino amarillo.

 

Para evitar la inflamación, es importante un equilibrio en la ingesta de ácidos grasos, con una adecuada relación omega 6/omega 3 (de 4 a 6), evitando un exceso de ingesta de alimentos ricos en omega 6 (aceites vegetales de semillas como la soja, girasol, onagra y borraja) y favoreciendo la ingesta de alimentos ricos en omega 3 (pescados azules, algas, frutos secos, semillas como las de chía y lino).

 

El sésamo y sus derivados (tahín, gomasio, aceite de sésamo) son también una fuente de ácidos grasos omega 3, y combinados con cereales, aportan proteínas de elevado valor biológico.

 

Las especies en general, y la cúrcuma y jengibre, en particular, tienen también un gran poder antiinflamatorio.

 

Los alimentos antioxidantes, que neutralizan los radicales libres perjudiciales para la estructura del ADN celular, la renovación celular y la función protectora de la piel, son básicamente los vegetales de colores vivos y variados. Una dieta saludable y que proteja la piel sensible de las agresiones externas, ha de contener vegetales de todos los colores del arco iris:

  • Verdes –que contienen los carotenoides antioxidantes luteína y zeaxantina- (berros, canónigos, rúcula, hoja de roble, brócoli, espinacas, acelgas, aguacate). Otros vegetales verdes, como las crucíferas (brócoli, col, kale, bimi, rábanos, coliflor, coles de Bruselas) aportan isotiacianatos e indoles, compuestos sulfurosos que ayudan a eliminar tóxicos, aparte de ser potentes agentes anticancerosos.
  • - Violáceos – que contienen antocianinas y rutósidos -, que fortalecen la piel y vasos sanguíneos y evitan el envejecimiento celular. Son especialmente útiles para pieles con rojeces o capilares dilatados ya que favorecen la resistencia de la pared capilar y evitan su fragilidad y excesiva vasodilatación (bayas y frutos rojos – arándano, grosella, frambuesa, mora, fresa-, uva roja, cereza, granada, ciruela, manzana roja, berenjena, açai).
  • - Rojos – que contiene licopeno -, carotenoide antioxidante que favorece el bronceado, protegiendo frente a los efectos nocivos del sol (tomate, sandía, pimiento rojo, naranja sanguina, pomelo rojo).
  • Anaranjados – que contiene alfa y betacarotenos- carotenoides antioxidantes que protegen de los rayos UVA y favorecen el bronceado (albaricoque, níspero, calabaza, zanahoria, mango, boniato, melón francés).
  • Amarillos – que contienen vitamina C, limonere, rutósidos y cumarinas antioxidantes: limón, lima, naranja, mandarina, clementina, papaya, piña, melocotón.

 

También es recomendable incluir a los vegetales blancos-amarillo-verde, que aportan antioxidantes y son ricos en compuestos azufrados, flavonoides antiinflamatorios como la quercetina y fibra prebiótica (espárrago, apio, endibia, ajo –especialmente el ajo negro -, cebolla, puerro).

 

Otros alimentos específicos con poder antiinflamatorio y antioxidante por su contenido en polifenoles, y que son por tanto beneficiosos para la prevenir la hipersensibilidad de la piel son el té verde (especialmente Matcha), la granada (rica en ácido elágico) y las bayas de Maqui.

 

Los alimentos ricos en micronutrientes antioxidantes como el Zinc y el Selenio son también recomendables para la piel sensible (levadura de cerveza, germen de trigo, semillas de sésamo, de calabaza y de sandía, avena, legumbres, setas, huevos marisco, frutos secos, cacao).

 

Los alimentos y suplementos que favorecen una microbiota intestinal saludable y evitan la permeabilidad intestinal (como la glutamina) previenen el paso de alérgenos a través del tubo digestivo y por tanto, previenen la sensibilización de la piel, la atopia, eccema etc. Los alimentos que mantienen una microbiota saludable, previniendo la hipersensibilidad de la piel, son los probióticos y prebióticos. Entre los probióticos se encuentran los alimentos fermentados (yogur, kéfir, skyr, home-koji –a base de arroz fermentado -, derivados de soja fermentada como el tofu y el seitán, chucrut o col fermentada, tés fermentados como el té verde Kukitcha). Entre ellos, deben evitarse aquéllos que aporten un exceso de grasas saturadas (lácteos enteros, quesos grasos) y preferir los lácteos fermentados desnatados.

Como hemos comentado más arriba, actúan como prebióticos alimentos vegetales que aportan fibra no digerible (celulosa, inulina, fructooligosacáridos) como los espárragos, puerros o la cebolla.

 

Las pieles sensibles que se asocian a un exceso de histamina, por déficit de la enzima DAO, deben evitar, no obstante, los fermentados y otros alimentos ricos en histamina (como carnes rojas, embutidos, aguacate, berenjena, tomate, espinacas o setas), pues el exceso de histamina favorece la vasodilatación y el enrojecimiento de la piel.

 

Por otra parte, para mantener una piel saludable y evitar su hipersensibilidad, también se requiere que la dieta aporte alimentos ricos en nutrientes estructurales, es decir, proteínas de elevado valor biológico que permiten la correcta renovación celular (pescados, huevos, carnes blancas, frutos secos, leguminosas, cereales integrales y pseudocereales). Los pesudocereales como la quinoa, el amaranto, el teff y el trigo sarraceno son altos en proteínas vegetales y están libres de gluten,  por lo que son especialmente útiles en la enfermedad celíaca, la cual también puede cursar con afecciones de la piel como dermatitis y psoriasis.

 

Para evitar o prevenir la piel sensible, aportándole salud y bienestar en general, también puede ser aconsejable el aporte de suplementos nutricionales (o nutracéuticos) de alta calidad y con elevada biodisponibilidad de nutrientes y sustancias bioactivas específicos. Es aconsejable que su prescripción sea realizada por médicos formados y cualificados. Pueden ser aconsejables los suplementos que contienen determinados ácidos grasos y ceramidas, y los que contiene glucosaminoglicanos (como el ácido hialurónico), que evitan la evaporación de agua y favorecen su retención; También pueden estar indicados micronutrientes antioxidantes en proporciones justas y equilibradas (como las vitamina C y E, carotenoides, Zinc y Selenio); micronutrientes que favorecen la diferenciación celular (como la vitamina A y D); elementos que aportan energía a la piel (coenzima Q10); Biotina, que fortalece la piel y activa la producción de lípidos, y otras vitaminas del grupo B; prebióticos (inulina, fructooligosacáridos, celulosa resistente) y probióticos -especialmente bacterias saprófitas del grupo de los enterococos, Escherichia coli y bacterias lácticas como las bifidobacterias y lactobacilos.

 

Cabe destacar que la obesidad también predispone a tener una piel sensible. Las células adiposas viscerales producen factores pro-inflamatorios - de hecho se considera la obesidad como una enfermedad crónica inflamatoria de bajo grado - que incrementan el riesgo de sufrir dermatitis atópica, eccemas y psoriasis, entre otras patologías.

 

Las personas con piel sensible, deben evitar alimentos irritantes y vasodilatadores, como el alcohol y alimentos excesivamente picantes o calientes.

 

También deben limitar los alimentos que favorecen la inflamación: alimentos muy refinados o excesivamente procesados y con elevado índice glucémico (pan, pasta y arroz blancos, azúcares, bebidas y alimentos dulces) y alimentos ricos en grasas saturadas y trans (carnes rojas, embutidos, lácteos enteros, quesos, mantequillas, nata,  salsas industriales, helados, galletas, bollería y pastelería, snacks dulces y salados procesados como patatas chips, frituras industriales, etc).

 

Las personas con piel sensible asociada a alergia a las proteínas de la leche deben asimismo evitar los lácteos en general.

 

Contrariamente a lo que se cree, los meta-ánalisis de estudios clínicos y epidemiológicos no han mostrado que el aceite de borraja o de onagra, muy ricos en ácidos grasos omega 6, mejoren clínicamente las afecciones cutáneas como la dermatitis atópica. Es más, un exceso de omega 6 respecto de omega 3, favorece la inflamación, como ya se ha comentado.

 

Finalmente, la reducción de  la exposición frente a alérgenos y determinados químicos con potencial irritante presentes en los alimentos, podrían ayudar a prevenir o tratar la piel sensible. Por tanto, cuanto menos procesados sean los alimentos que se ingieran, mejor, de modo que los alimentos frescos, de temporada y procedentes de la agricultura biológica, serían los más aconsejables. Se recomienda cocinarlos de manera simple (vapor, plancha, wok, horno, etc), utilizando la máxima variedad de especies y hierbas aromáticas (perejil, laurel, cúrcuma, azafrán, jengibre, tomillo, hierbabuena, orégano, albahaca, romero, comino, etc).

Dra. Reina García Closas

Medicina Preventiva y Salud Pública

Publicado en GLAMOUR, Nov 2017

¿Fumar un cigarillo al día?

¿Fumar un cigarrillo al día?

 

Fumar, junto con el consumo de alcohol excesivo, son los dos malos hábitos de vida que hay más evidencia, sobre sus efectos nocivos para la salud.

Recordemos algunos de los efectos del tabaquismo.

  • Aumento de patologías cardiovasculares en todo su espectro.
  • Cáncer, no solo de boca, laringe y pulmón, sino en otras localizaciones.
  • Problemas pulmonares como EPOC o asma.
  • Pérdida de la vista debido a un aumento del riesgo de degeneración macular.
  • Enfermedades de los dientes y las encías.
  • Deterioro estético: más arrugas en la piel.
  • Perjudican a las personas de su entorno, que pasarán a ser fumadores pasivos.

Hay personas que fuman poco y ya tienen la excusa, “solo fumo tres cigarrillos al día, uno después de las tres comidas principales. Es muy poco y esto no puede perjudicar”.

Pues con base científica, ya se les puede contestar que fumar, aunque sea solo un cigarrillo al día, es malo para su salud.

El estudio abarca una revisión de Medline, desde el año 1946 a mayo del 2015. Establecieron una serie de criterios previos de aceptación de trabajos y finalmente se hizo el metaanálisis con 141 estudios prospectivos realizados en 21 países. Se ha publicado recientemente en el prestigioso British Medical Journal.

Cito textualmente dos de las conclusiones:
“Smoking one to five cigarette a day was associated with a 48%-74% higher risk for heart disease in men and a 57%-119% higher risk in women. Es decir, un riesgo muy similar al que se reporta para los fumadores de 20 cigarrillos al día.

“Smoking only about one cigarette per day carries a risk of developing coronary heart disease and stroke much greater than expected: around half that for people who smoke 20 per day”. Es decir, fumar un solo cigarrillo al día, causa la mitad de riesgo a sufrir las patologías mencionadas, en relación a los que fuman 20 cigarrillos al día. Y esto es mucho riesgo.

Concretamente, hombres que fuman un cigarrillo al día, tienen el 46% de riesgo. Y en las mujeres, su riesgo es del 32% a sufrir problemas cardiovasculares o accidente vascular cerebral, en relación a los que fuman 20 cigarrillos al día.

Los interesados en el tema, pueden encontrar en el trabajo, tablas y gráficos sobre cálculo de riesgos en diferentes situaciones, subpoblaciones, diferencias entre sexos, y muchas consideraciones de gran interés.

A nivel individual, es preciso esforzarse en dejar de fumar, dadas sus graves consecuencias.

Los que somos profesionales de la salud, tenemos la obligación de hacer todo lo posible para recomendar a los pacientes fumadores, que deben dejar de fumar y orientarles en cómo hacerlo.

A través de otros blogs, ya hemos expuesto que la Genómica puede ayudar a escoger la pauta de deshabituación tabáquica de forma personalizada, lo que es una herramienta más para conseguir el éxito del tratamiento.

Fuente: Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4).
Member of the Pharmacogenomics Research Network.
Member of the International Society of Pharmacogenomics and Outcomes Research
International Delegate of the World Society of Anti-Aging Medicine.
Presidente de EUGENOMIC®

 

Las infecciones por bacterias causarán mas muertes por las resistencias a los antibióticos que el cáncer en el 2050

 

Las infecciones por bacterias causarán más muertes

por las resistencias a los antibióticos que el cáncer en el año 2050

 

Estas estimaciones, recogidas en el informe O´Neill presentado por el Gobierno británico en 2016, son preocupantes pues las infecciones bacterianas acabarán convirtiéndose así en la primera causa de muerte por enfermedad en el mundo.

"La situación actual es muy grave. Existen en estos momentos pacientes en hospitales españoles y en otros países desarrollados con infecciones graves frente a las que no hay ningún antibiótico eficaz. Es una realidad que ni siquiera podíamos imaginar en los años 90 donde se auguraba el final de las infecciones por bacterias por la capacidad formidable de desarrollo de nuevos antibióticos", señala el presidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) en la reciente Jornada “Pasado, presente y futuro de los antibióticos” ,2018.

 

Según el Dr. Cisneros, "nos encontramos en una situación inesperada que se ha instalado de forma progresiva y no ha llamado la atención como sí lo hacen crisis sanitarias súbitas como la del Ébola, pero la magnitud que representa en muerte y sufrimiento es incomparable con estas crisis más mediáticas. Las resistencias a los antibióticos crecen sin cesar y se extienden con la globalización. Las estimaciones prevén millones de muertes y una vuelta a la época pre-antibiótica".

El origen de la crisis, recuerda el especialista, está en una "guerra biológica" donde las bacterias se han hecho resistentes a los antibióticos de forma más rápida que el ser humano ha desarrollado nuevos antibióticos. "Hemos abusado de los antibióticos y minusvalorado a las bacterias, que han desarrollado mecanismos de resistencia muy eficaces", explica el Dr. Cisneros.

España está a la cabeza del mundo en el consumo de antibióticos, y no hay razón climática, geográfica ni genética que lo justifique".

Como consecuencia de este consumo "extraordinario e injustificable" de antibióticos, se ha producido, además de un mayor impacto ecológico, una mayor tasa de resistencias, insiste el especialista del Hospital Universitario Virgen del Rocío, que recalca que España también está a la cabeza de Europa en incidencia por bacterias multirresistentes.

Otras acciones, apunta el Dr. Cisneros, pasan por evitar el incumplimiento de los tratamientos y la automedicación por parte de los pacientes; respetar siempre la prescripción facultativa de forma que en ningún caso se puedan conseguir los antibióticos sin receta médica; y seguir trabajando para que España deje de estar a la cabeza del mundo en el consumo de antibióticos en animales que provoca que se introduzcan en la cadena alimentaria.

Pero también es básico, a su juicio, que los médicos prescriptores aprendan a manejar mejor los antibióticos existentes con programas de optimización. "El volumen de conocimiento que la Ciencia produce sobre los antibióticos es extraordinario y la formación continuada de un especialista dedicada a estos medicamentos es marginal. Ello justifica un uso inapropiado en todo el mundo, en España en particular ", expone el Dr. Cisneros, que reclama que haya infectólogos formados por la vía MIR.

Por último, Carlos Lens, subdirector general de Calidad de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, apuesta por el camino de la racionalidad, utilizar sólo los antibióticos cuando es necesario y la indicación sea clara, y evitar su uso "por complacencia" "por si acaso", ya que ese "por si acaso" ha tenido un gran impacto ecológico, y ha generado mayor probabilidad de que se produzcan resistencias.